Dormía maquillada para que su novio no supiera su secreto pero un día se le olvidó

Patrocinados
 

El vitíligo es una enfermedad de la piel que causa manchas blancas en distintas partes del cuerpo. Esta enfermedad ocurre cuando se destruyen los melanocitos, que son las células que producen el color o el pigmento de la piel. El vitíligo también puede afectar los ojos y las membranas mucosas (tales como el tejido dentro de la nariz y la boca).

No se sabe cuál es la causa de esta enfermedad y podría ser una enfermedad autoinmunitaria. Este tipo de enfermedad ocurre cuando el sistema inmunitario se equivoca y ataca algunas partes del cuerpo. Con el vitíligo, el sistema inmunitario puede destruir los melanocitos de la piel. También es posible que uno o más genes aumenten la probabilidad de que una persona padezca la enfermedad.

Algunos investigadores piensan que los melanocitos se destruyen a sí mismos. Otros piensan que un acontecimiento determinado, tal como una quemadura de sol o el estrés emocional, puede causar el vitíligo. Sin embargo, aún no se ha comprobado que estos acontecimientos causen la enfermedad.

Patrocinados

Lo que sí se sabe a ciencia cierta es los problemas de autoestima que el vítilogo causa a quien lo padece. La protagonista de esta historia es Keira Walcott, una joven británica que sufre esta enfermedad desde los diez años. Keira lleva toda la vida luchando para que los demás no vean las manchas blancas de su rostro, y con 15 años descubrió una mezcla con la que lo lograba: la joven pedía a Estados Unidos un maquillaje de camuflaje y maquillaje teatral y fundía ambos productos en una sartén, derritiéndolos. Un auténtica masa como el cemento que luego se aplicaba en la cara.

“Mi confianza era tan baja que la única forma en que encontré el coraje para enfrentarme al mundo era con base de maquillaje”.

Pero en el 2015 el amor llegó a la vida de Kaira, y con él el miedo a que su pareja la viera como en realidad era. La joven se pasó siete meses maquillada, e incluso, por las noches, cuando otras mujeres limpian su cara, ella reforzaba el maquillaje con otra base aún más fuerte. “Mientras muchas mujeres se quitan el maquillaje para dormir, yo retocaba mi base antes de ir a dormir, luego ponía más a primera hora de la mañana”.

Hasta que un día su maquillaje no aguantó las altas temperaturas y se derritió sobre la almohada, dejando su verdadero rostro al descubierto. “Owen me aceptó tanto cuando supo la verdad que supe que tenía que tratar de convertir mi batalla con la condición en algo positivo (…) Casi no tuvo ninguna reacción, solo lo aceptó y me dio un abrazo. Me sentí idiota por ser tan paranoica y fue un alivio dejar la verdad fuera”.

Muchas veces, los complejos, están más en nuestras cabezas que en la realidad.

Patrocinados
Si te ha gustado la entrada la puedes compartir con el mundo o comentarla más abajo.

Uso de cookies

Seguro que sabes que tenemos que molestarte porque nos obligan a avisarte de que usamos cookies. Esta es la política de cookies, pincha el enlace para más información.Si continúas navegando entendemos que aceptas dicha política.

ACEPTAR
Aviso de cookies