Web
Analytics

10 aspectos de la vida cotidiana en Alemania que te hará preguntarte “¿Qué les pasa?”

Si has ido de vacaciones a Alemania, seguro que has notado algunas peculiaridades. Pero cuando vives una temporada en el país, te das cuenta de que hay grandes diferencias, muchas de ellas inaccesibles para los turistas.

Atento a estos aspectos destacados por personas que han vivido allí, porque hay muchas cosas raras… y también alguna muy bien pensada.

Los baños de la mayoría de los apartamentos alemanes están incorporados a la pared

Hay pocos baños alemanes con un inodoro que tenga la cisterna afuera, como en otros países. En Alemania, es costumbre instalar inodoros con las cisternas ocultas, se montan directamente en la pared para que quede poco espacio abierto debajo de ellos. De esta manera, no solo se ahorra espacio, sino que facilita la limpieza.

Por lo general, hay dos botones para descargar: grande y pequeño, para deshechos grandes y pequeños, respectivamente. De esta manera además se ahorra agua.

El baño suele tener una ventana

La mayoría de los apartamentos y casas alemanas no tienen aire acondicionado ni ventilación, aunque los edificios modernos sí suelen tener este último. Para ventilar el apartamento,  los alemanes abren las ventanas.

Dado que los baños también carecen de sistema de ventilación, siempre hay una ventana. De esta manera se evita que se forme moho en el baño debido a la gran cantidad de humedad.

En muchas casas, las puertas solo se cierran con una llave

Las puertas de entrada en las casas alemanas son un auténtico misterio para los principiantes. Si sales a la calle y cierras la puerta de un portazo, no podrás volver a entrar sin llave, ya que normalmente no hay una manija que puedas girar desde fuera.

Y cuando entras a la casa, puedes cerrar y abrir la puerta desde el interior solo con una llave, ya que no hay pestillo.

Un frigorífico alemán estándar es mucho más pequeño que en algunos otros países

El tamaño de la nevera en Alemania asusta a los viajeros. Además, a los alemanes les encanta insertar los refrigeradores en juegos de cocina. Por lo general, los ocultan como si fuera una alacena ordinaria. Cuando un ciudadano de otro país viene a una casa alemana, al principio piensa que no hay frigorífico.

Usan dos colchones en una cama grande en lugar de uno

Al principio, los extranjeros que se mudan a Alemania se indignan con el sistema de colchones. Y luego se enamoran. En una cama doble colocan dos colchones a la vez: de esta manera, se permite que cada persona duerma como quiera y sobre lo que quiera. En vez de una manta grande, también suelen utilizar dos pequeñas.

Y en lugar de las almohadas rectangulares, los alemanes usan enormes almohadas cuadradas. Además, suelen ser demasiado blandas: en cuanto pongas la cabeza sobre ellas, inmediatamente llegará hasta el colchón.

Cuando los alemanes se mudan, se llevan la cocina con ellos

La mayoría de los apartamentos y casas alquilados en Alemania se alquilan sin cocina. En su lugar solo encontrarás paredes sin nada. Por ese motivo, cuando las personas se mudan, se llevan todos los electrodomésticos y muebles de cocina a su nuevo hogar.

Una de las razones es que tienen una actitud muy diferente hacia el alquiler. En Alemania, los apartamentos y las casas se alquilan durante varios años y, a veces, incluso décadas. Por lo tanto, no es rentable para el arrendador comprar un juego de cocina y todo el equipamiento necesario, mientras que el inquilino, por el contrario, está más dispuesto a invertir en mejoras para el hogar, ya que casi lo considera su propiedad.

Casi todas las ventanas tienen persianas externas

Las persianas alemanas suelen estar hechas de metal. Pueden ser automáticas o manuales, y no están dentro del apartamento sino afuera. Como regla general, están montadas directamente en la pared de la casa.

Dado que las persianas son metálicas, por las tardes puedes sentirte incómodo. Estás caminando por la calle y de pronto todos los vecinos cierran sincrónicamente las ventanas, escuchándose un sonido metálico en todo el barrio.

Los buzones de correo y los intercomunicadores se ven un poco diferentes aquí

En las casas alemanas, los datos personales de los inquilinos están en los buzones de correo. En los intercomunicadores hay placas con el nombre y apellido de la persona que vive en el apartamento.

Los alemanes no almacenan huevos ni leche en el frigorífico

Los huevos en Alemania no se tratan con productos químicos antes de enviarse a las tiendas, y por lo tanto conservan su cáscara protectora natural. De esta manera obtienes alimentos con heces de pollo y partículas de plumas. Pero tiene un lado bueno: se pueden almacenar a temperatura ambiente. Estos huevos tienen una vida útil más corta: solo 1-2 semanas.

En cuanto a la leche, en Alemania casi toda está ultrapasteurizada (la leche se calienta a una temperatura más alta que durante la pasteurización, lo que garantiza la eliminación de todas las bacterias). El producto se puede almacenar sin refrigeración durante un tiempo prolongado (unos 3 meses).

Además, recuerda que el tamaño de un frigorífico alemán típico no permite colocar tanta comida como le gustaría a uno.

Los domingos, la vida en los apartamentos y casas alemanes se congela

En Alemania, durante los domingos casi todas las tiendas están cerradas (con algunas excepciones), y la gente en general intenta hacer menos ruido. Si pones música alta o usas una cortadora de césped, tu vecino más cercano puede fácilmente demandarte.

De hecho, en algunas ciudades, incluso durante los días la semana hay “horas tranquilas”, generalmente de 13:00 a 15:00 pm, durante las cuales no se permiten actividades ruidosas.

Y tú, ¿has estado en Alemania? ¿Te llamó la atención algo del estilo de vida local?