Web
Analytics

16 personas transformaron su hogar en un pequeño paraíso y ahora es imposible sacarles de allí

Hay personas que un buen día decidieron hacer de sus hogares los lugares más cómodos del universo. Y se pusieron manos a la obra: no contrataron a profesionales para conseguirlo, sino que consiguieron hacerlo todo con sus propias manos.

El resultado es que pusieron un trozo de su alma en el trabajo. Y les quedó algo tan genial, pero no resistieron la tentación de compartirlo con los demás en Internet.

“Nunca hubiera pensado que me atrevería a pegar un empapelado así. Pero ahora, mi aburrido departamento se ve decente”

“Mi sala de soltero después del divorcio. Cuando comencé a ordenar la casa, me sentí mejor”

“Ahora por fin tengo un dormitorio “adulto””

“El santuario en mi estudio. Peleamos constantemente con los gatos por la silla de mimbre”

“Intentamos revivir al menos un poco el interior de nuestro departamento alquilado”

“Solían decirme que mi habitación era como la de un niño de 12 años. Definitivamente la he mejorado desde entonces”

“Estuve devolviendo el préstamo de mis estudios y ahorrando dinero durante 10 años. Y finalmente obtuve mi propio rincón acogedor. Estoy tan orgullosa de mí misma”

“Mi habitación soleada”

“Hace poco renovamos la sala de estar. La transformamos por completo”

“Finalmente terminé de decorar el cuarto de mi hijo”

“Hicimos que nuestra sala de estar fuera un poco más acogedora”

“Mi sala de estar ecléctica. Lo único que no me gusta nada son la alfombra y el papel tapiz. Es una pena que no pueda cambiarlos”

“Me hice un rincón de lectura”

“Mi rincón favorito de la sala de estar. Tenía un presupuesto muy limitado, pero aun así quedó muy bien”

“La sala de estar es mi habitación favorita de la casa”

“Todos me dijeron que no pintara el baño de negro. En pocas palabras, no hice caso”

Y tú, ¿tienes algún rincón de la casa del que te sientas orgulloso?