Web
Analytics

20 imágenes que demuestran que los animales pueden tener celos de sus humanos

Hay episodios de celos de los animales con los que convivimos, que no son fáciles de olvidar. Ocurre cuando le prestamos más atención a otro animal, o cuando intentamos capturar alguna de sus expresiones faciales en un video.

Y es que parece que nuestros amigos de cuatro patas no son tan diferentes de nosotros, y que los celos pueden apoderarse de ellos en cualquier momento.

“Se pone celosa cuando acaricio a su hermano”

14758760 image crop 640x564 1589280461 728 17d703f62b 1590557030

“El perro de mi esposa la protege celosamente mientras ella duerme”

14758710 image crop 615x520 1589381369 728 58c90542ce 1590557030

“Se pone celoso cuando saco a pasear a nuestro perro nuevo”

14758660 image crop 640x623 1589280567 728 224501fd21 1590557030

“Deja en paz a mi mami”

14757860 vuisit19ges01 1589383666 728 20587cb4b2 1590557030

Celoso de perderse toda la atención que el gatito rescatado está recibiendo ahora

14758610 image crop 640x616 1589796125 728 4756d19026 1590557030

Mirando celosamente al gato, que consiguió pasar más tiempo con su dueño

14757710 42058310 9514334630053ceb7a84e6aded045b536679ef4e 1500 1 1589799382 728 53d4e05d7e 1590557030

“No están de acuerdo conmigo cuando llevo a pasear solo al perro”

14757660 8my75bbcd8a41 1589796464 728 df109adfb5 1590557030

Incluso sacar una foto puede generar celos

14757610 qv8QepwgL4qAC05wncvs4O P8QmrNyQ5Jj2jPefD82k 1589383306 728 87c5f16127 1590557030

Sus celos están llegando a sus niveles más altos, así que no permitirá que su dueño cierre la puerta del baño

14758410 image crop 640x581 1589383930 728 ba30df799b 1590557030

Solo un poco celosa de su nueva y pequeña amiga

14757510 3FhACmMErqYl9BCLqA06L5cS3HznW6CcXsNiMzwj0Mg 1589482007 728 dc5116cc0d 1590557030

Abrazar solo a su hermano no es una buena idea

14758560 image crop 694x764 1589529266 728 541a9d4c52 1590557030

Celosamente diciéndole a su dueña que él también quiere un baño

14757410 u6ry8uyrmfq41 1589796652 728 838b8131b4 1590557030

Se pone así cuando su dueño le presta atención al gato

14758510 image crop 2448x2653 1589529548 728 6bf9f344fe 1590557030

Celosa del asiento especial de su pequeña dueña

14757210 IDEFLplli 5Xk2xTfKt5dc3YrSXKKwB2T9DgdyE3Do 1589531513 728 45224edabb 1590557030

“No estoy muy interesada en mi nueva dueña”

14758460 image crop 750x731 1589533005 728 cfc1342293 1590557030

“Mi perro mostrándole a mi novia que soy solamente suyo”

14758360 image crop 861x770 1589533905 728 e7ea328d44 1590557030

Su madre no está acariciándolo… y él no está muy feliz por eso

14757760 j1he9b0lnq621 1589728333 728 81e0543d5a 1590557030

“Protegiendo celosamente su bola de estambre”

14757910 f2lednlmrqq41 1589576830 728 d5ded4067d 1590557030

Las cuatro etapas de los celos

14758010 52vdgnoyovm41 1589727687 728 fe2549b36a 1590557030

Perdiéndose los besos

14758810 image crop 640x752 1589727824 728 d068163aac 1590557030

Y tú, ¿vives con una mascota que suele ponerse celosa?