Web
Analytics

20 ocasiones en las que las expectativas ganaron por goleada al resultado

Crearte ilusiones sobre que algo va a salir bien a veces no es lo mejor. Por más ganas, esfuerzo, trabajo e intención que pongamos, no siempre obtenemos lo que habíamos imaginado, y lo mismo sucede cuando encargamos o compramos algo. Pero no pasa nada, lo importante es haberlo intentado, y seguro que con esfuerzo y dedicación acabará saliendo…

Aquí tenéis algunos ejemplos de esto que os estamos contando, y oye, la verdad es que al final hasta nos gusta.

 1. “Mi intento de hacer un pastel de Elmo para mi nieto”

2. “La intención es lo que cuenta”

3. “Pues yo creo que quedó muy bien, nuestro hijo alucinó”

4. “Nosotros lo intentamos. Realmente lo intentamos”

5. “Dulces japoneses, la foto, el contenido…”

6. “Dijeron que no podía arruinarlo…”

7. “Panqueques de plátano muy fáciles de hacer, decían…”

8. “Parecerse se parecen ¿no?”

9. “Pastel de cumpleaños que da mucho miedo, aunque esa no era la intención…”

10. “Tras horas de duro trabajo…”

11. “Los ojos me quedaron un poco raros…”

12. “Este NO es el camino”

13. “¿Hola? ¿Se parece algo al de la foto?”

14. “Juro que hemos hecho todo lo posible, y este fue el resultado”

15. “Intentamos hacer una réplica de gato y oye, parecerse se parece ¿no?”

16. “Estaba seguro de que podríamos hacerlas en casa igual, pero no”

17. “Feliz Navidad 2020”

41″>

18. “¡No me digáis que no es idéntica!”

19. “Vale, no se parecen ni los colores…”

20. “El Minion zombie es obra nuestra”