Web
Analytics

23 situaciones en las que las personas alcanzaron el nivel máximo de honestidad

Normalmente en cualquier circunstancia y transacción en la que hay dinero de por medio se suele tomar en serio. Estamos muy atentos al cambio, revisamos la cantidad que tecleamos en el cajero y cuidamos que nuestra cartera esté a buen recaudo.   Sin embargo el mundo está lleno de personas que confían plenamente en los demás.

Creemos que esa gente merece al menos un premio, y por supuesto, desde aquí nuestro aplauso y mención Son las personas que nos ayudan a seguir creyendo que el ser humano merece la pena y este mundo es maravilloso.

Una floristería en algún lugar de Múnich. No hay vendedor, solo una “caja honesta”

“Mi novia perdió su billetera con un montón de dinero en efectivo. Un extraño la encontró, se contactó con ella y le devolvió la billetera con todo lo que había dentro intacto. ¡Gracias!”

A veces te dan incluso mucho más de lo que esperabas

Las “tiendas de autoservicio” para gente necesitada son muy frecuentes en zonas rurales de Gran Bretaña

“Me instalé en un hotel alemán. Hay una nevera en el vestíbulo. Coges lo que necesitas y confían en que lo apuntas en el cuaderno que hay al lado.”

A esto se le llama confianza ciega

“Puse un estante de plantas en la calle para quien quisiera comprar una planta. Lo mejro es que todas las plantas que se llevaron fueron pagadas””

Una librería en Winchester, donde algunas de las obras se exhiben en la calle en un “mostrador honesto”

La respuesta es muy brillante

Zona de objetos perdidos en una ruta de senderismo

En una zona rural se venden bayas, verduras y setas a lo largo de las carreteras. Coge los productos y deja el dinero

Es fácil ser honesto. Y lo bien que duermes…

“Perdí mi billetera y al día siguiente alguien me la envió por correo con el dinero que había”

La confianza no solo es valiosa, sino también agradable

“En algunos campos alemanes, puedes recoger libremente frambuesas, fresas, grosellas, etc. Solo pagas por lo que llevas en la bolsa. te dejan comer lo que quieras y eso no se paga…”

Cuando confían no solo en la elección, sino también en el pago

Panadería con autoservicio. Coge el pan y deja el dinero…

“En Noruega, en la carretera se pueden comprar cerezas, ciruelas, fresas, frambuesas. Solo pagas a través de una aplicación usando el número de teléfono del vendedor”

Las personas de gran valía necesitan poco tiempo para demostrarla

“Estaba trabajando bajo el agua a una profundidad de 4,5 m y encontré un teléfono en el fondo. La SIM aún funcionaba así que localicé al propietario y se la devolví”

Una estantería donde cualquiera puede cambiar un libro por otro

A esto se le llama ser una persona honrada

En invierno y con −30 °C, salí del coche y cerca del edificio vi un guante metido en la nieve. Resultó que antes de dejárselo al conserje me di cuenta que era mía y había estado allí tres días

En Turquía, me cambiaron dólares al tipo de cambio de los euros. Me di cuenta y dejé el exceso de dinero junto con el cheque y me fui. Unos segundos después, el empleado me alcanzó en la calle y me dio las gracias, ya que la diferencia no era muy grande y no se había dado cuenta.

¿Y tú? ¿Has hecho algo así o conoces sitios donde lo hagan?