Web
Analytics

7 Creencias falsas que todos consideran verdad innegable

Desde pequeños hemos oído cosas a nuestros padres, familiares o incluso las hemos leído sobre ciertas cosas que se daban por sentado que eran ciertas, como por ejemplo que si comes zanahorias tendrás mejor vista… hoy vamos a desmentir 7 de esos mitos: 

Mito 1: Ciertas partes de la lengua son sensibles a un solo gusto

pixabay

El científico alemán David Hanig, a principios del siglo XX, llegó a la conclusión de que diferentes partes de la lengua son igualmente capaces de determinar el gusto, aunque la velocidad de reacción se difiere. Años más tarde, la investigación llevada a cabo por unos científicos confirmó la declaración de Hanig sobre que todos los gustos se sienten por igual en todas las partes de la lengua.

¿De dónde viene el mito? Edwin Boring, un psicólogo de la Universidad de Harvard, tradujo incorrectamente los trabajos del científico alemán Hanig, y más tarde se hizo popular la opinión de que la punta de la lengua siente el sabor dulce, la parte posterior de la lengua reacciona al sabor amargo y las partes laterales al agrio y salado.

Mito 2: Por tomar cerveza, a los hombres les crece la barriga

genial.guru

Es algo de lo que siempre hemos oído hablar, pero eso no es real, al tomar cerveza apetece un aperetivo y eso es lo que engorda.  ¿Por qué se acumula la grasa ahí? debido a las características fisiológicas de los hombres, la grasa se acumula en el abdomen, mientras que en las mujeres se acumula en las caderas y los glúteos.

Mito 3: Los perros ven el mundo en blanco y negro

pixabay

De siempre se ha dicho que los perros ven el mundo en blanco y negro. De hecho, distinguen los colores, pero no en la variedad que los vemos los humanos. Los científicos rusos probaron experimentalmente que nuestros amigos de cuatro patas pueden percibir una gama limitada de colores, de modo que pueden distinguir objetos de la misma forma.

Mito 4: La zanahoria mejora la vista

¿De dónde viene este mito? el ejército británico afirmaba que los pilotos de aviones de caza tenían una excelente vista nocturna debido al consumo de zanahorias en grandes cantidades. De hecho, los aviones británicos tenían un radar a bordo que hacía más rápido y más fácil detectar al enemigo. Y los mensajes sobre el poder milagroso de la zanahoria fueron inventados y replicados por muchos medios para que los enemigos no adivinaran las nuevas tecnologías para detectar aviones.

Mito 5: Si nadas en el mar inmediatamente después de comer, puedes ahogarte debido a los calambres

Seguramente desde pequeño has escuchado de tus padres que, después de comer, tenías que esperar entre 30 a 60 minutos antes de ir a nadar (o más). Y si rompes esta regla, entonces en el agua puedes tener un calambre y ocurrirte algo. Pero, afortunadamente, esto no es cierto.  Pero vale la pena señalar que nadar después de una comida puede causar (o no) algunas sensaciones incómodas en el estómago.

Mito 6: Si te afeitas el vello en las piernas, se volverá más oscuro y grueso

Esta afirmación es falsa. “Esto no está probado”, dijo Kurt Stenn, un biólogo que ha estudiado el pelo durante más de 30 años y escribió el libro Hair: A Human History (“Pelo: La historia de la humanidad”).

Según él, la maquinilla de afeitar simplemente quita el vello fino y descolorido, dejando sus bases gruesas. Luego crecen, y visualmente parece que el nuevo cabello se ha vuelto más oscuro y más grueso. Pero, con el tiempo, este pelo grueso crece más y en sus puntas se vuelve tan fino como lo era originalmente.

Mito 7: Si te arrancas una cana, en su lugar crecerán dos

Si lo haces en su lugar crecerá un solo pelo canoso, ya que quedó el folículo de donde creció el anterior. Esto lo confirma Randy Schuller, redactor en jefe del blog The Beauty Brains.

fuente

¿En cuál de estos mitos creíste antes de leer este artículo?