Web
Analytics

El ministro Zoido confirma el primer detenido por la desaparición de Gabriel

Hoy viernes se ha reanudado la búsqueda de Gabriel Cruz, el niño de ocho años desaparecido en Níjar, Almería, el pasado martes cuando recorría los escasos 100 metros que separan el domicilio de su abuela materna hasta la casa de sus primos. Ayer jueves fueron más de 500 las personas, entre agentes de la Guardia Civil, servicios de emergencias, vecinos del pequeño y voluntarios desplazados desde otros pueblos cercanos los que realizaron batidas, prestando especial atención a pozos, casas abandonadas, grietas y barrancos, retirándose cuando se ocultó el sol.

https://twitter.com/GAREM_INT/status/968830357939408896?ref_src=twcamp%5Ecopy%7Ctwsrc%5Eandroid%7Ctwgr%5Ecopy%7Ctwcon%5E7090%7Ctwterm%5E3

Además de la intensa búsqueda sobre el terreno, y la ayuda de los usuarios de las redes sociales, que no han parado de difundir el cartel con la fotografía del menor, los agentes de la benemérita encargados del caso ya habrían detenido al primer sospechoso. El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha confirmado la detención de un hombre que tenía una orden de alejamiento por una denuncia por acoso que le puso la madre de Gabriel, Patricia Ramírez, aunque ha añadido que no hay nada que por el momento permita vincularle con la desaparición del niño: “No se puede determinar en este momento que esa detención tenga relación con la desaparición de Gabriel”. 

En declaraciones a los periodistas antes de participar en la sede del ministerio en un homenaje a las víctimas del 11-M, Zoido ha señalado que el arresto se ha producido por la alteración de una pulsera telemática y quebrantar la orden de alejamiento que esa persona tenía respecto a la madre de Gabriel “a la que estaba acosando” y por la que, según fuentes de la investigación, estaba obsesionado.

Aunque por ahora no se sabe nada con certeza, y en un caso tan complicado y dramático hay que andar con pies de plomo y no caer en los posibles bulos, el ministro ha explicado que el hombre, de unos 40 años de edad y que reside en un pueblo cercano en casa de sus padres, continúa detenido en la comandancia de la Guardia Civil de Almería y que la causa ha sido declarada secreta