El tenso encuentro entre Aída Nízar y Kiko Matamoros en su llegada a ‘GH VIP 5’

En la quinta edición de «Gran Hermano VIP» se ha incorporado una novedad que no está gustando a muchos de los seguidores del reality, porque, según ellos: «adultera el concurso». Todas las semanas un famoso visitará la casa de Guadalix de la Sierra para ayudar a los participantes en la prueba semanal, siendo la primera Terelu Campos, que se hizo dueña y señora de la cocina y la despensa; después tuvimos la visita relámpago del triunfito Bustamante, y ahora le ha tocado el turno a Kiko Matamoros, o mejor dicho, al Sargento Matamoros.

El colaborador de ‘Sálvame’ ejercerá los próximos siete días como entrenador personal en el nuevo reto, basado en la disciplina y titulado «Entrena como puedas«. Nada más llegar a la casa, Matamoros pidió que se le tratase como «señor» o «mi sargento», algo que provocó las risas de Aída Nizar. Pero no quedó ahí la cosa, y después de muchas salidas de tono e interrupciones, Matamoros terminó expulsando de la habitación a la concursante más odiada del reality.

Incluso el colaborador le pidió al Súper libertad para poder castigar a los concursantes en el caso de evidenciarse un mal comportamiento por su parte. Matamoros ha propuesto castigos como nominaciones directas o incluso expulsiones disciplinarias en caso de quebrantarse las normas.