Web
Analytics

Erika Becerra fallece a los 33 por Covid después dar a luz, y sin poder ver a su bebé

Después de un parto sin sobresaltos, fue entubada de forma inminente porque tenía problemas para respirar.

Erika Becerra, de 33 años, ha fallecido después de dar a luz a su pequeño Diego y sin poder verlo ni abrazarlo por la enfermedad. Becerra estaba embarazada de ocho meses cuando le diagnosticaron covid-19.

Ahora, ha muerto de covid tres semanas después del parto. Afortunadamente, el bebé se encuentra sano a pesar de que su madre había contraído la enfermedad justo antes del parto.

Erika no tenía patologías previas, y según su familia ella y su marido habían decidido seguir adelante con el embarazo y proteger a su futuro hijo siguiendo todas las recomendaciones de medidas higiénicas y distancia social indicadas por los expertos. Sin embargo, algo falló y contrajo la enfermedad.

Según relata CNN, los médicos que la atendían decidieron adelantar el parto cuando estaba de ocho meses, en vista de los problemas respiratorios de Erika. La joven comenzó a necesitar asistencia mecánica para poder respirar.

Según estas fuentes, el parto discurrió con normalidad, pero tras agravarse el estado de salud de Erika, los médicos decidieron entubarla y aislarla del bebé.

Tres semanas más tarde, Erika fallecía en el hospital de Detroit, Michigan, sin haber podido ver ni abrazar a su pequeño.

La familia de Erika vive con desolación su muerte. Han organizado una recolecta pública para ayudarles a sufragar los cuantiosos gastos que les ha supuesto su estancia hospitalaria y el posterior sepelio.