Web
Analytics

La emotiva carta de apoyo a los médicos y trabajadores que se ha convertido en viral

Está claro que el estado de alarma por el que los ciudadanos de España llevan confinados desde el pasado 15 de marzo ha sacado lo mejor de la sociedad. Pero también, en algunos casos puntuales que afortunadamente no son la norma, lo peor de algunas personas.

Y es que ese aplauso de las 20:00 dedicado a los sanitarios, a los trabajadores de supermercados, y a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, ha propiciado que muchos vecindarios se unan ante la adversidad. Pero cosas como lo que le pasó recientemente a una vecina de Cartagena, trabajadora de un supermercado, no.

Miriam Armero compartió un vídeo en su cuenta de Facebook en el que explicó que su hijo de diez años se encontró un desafortunado cartel en su propio portal. En la nota le pedían de forma anónima que, como trabaja en un supermercado, se marchara a otro edificio “por el bien de todos” con el fin de “evitar riesgos”.

Afortunadamente, hay quien ha querido agradecer y ofrecer apoyo mediante una nota a todos los que permiten que la sociedad siga funcionando: “Médicos, enfermeros, auxiliares, celadores, cajeros de supermercado, conductores, policías, bomberos, guardias civiles, etc.”.

La carta la escribe María José Alvarez, y ha sido compartida más de 100.000 veces en las redes sociales.

“Ante los mensajes que se están viendo, pidiendo a las personas que están trabajando que se busquen otros sitios donde vivir para no contagiar a sus maravillosos vecinos”, comenzó diciendo María José, “solo puedo aportar mi mensaje a esos trabajadores, sean mis vecinos o no, porque confío en que somos más las personas con dos dedos de frente y kilos de corazón”.

a nuestros vecinos

“Somos tus vecinos, y queremos pedirte por el bien de todos:

-Que no pierdas el ánimo, porque en tus manos está nuestra salud, nuestros alimentos, nuestros mayores…

-Que no olvides que para nosotros eres un orgullo, que la mitad de nosotros no tendríamos el valor de hacer lo que tú haces cada día mientras los demás estamos seguros en casita.

-Que nos avises si podemos ayudarte en algo para hacer más llevadera tu sobrecarga.

Y, por último, a todos esos que repudian la convivencia, recordarles que no existe peor enfermedad que no tener corazón”.

Y a ti, ¿qué te ha parecido?