Web
Analytics

La novia del padre de Gabriel resulta herida en el suceso más extraño desde la desaparición de Gabriel

Continúa la búsqueda de Gabriel Cruz Ramírez, el niño de ocho que desaparecía en la localidad de Níjar, Almería, hace más de una semana. Nada se sabe del paradero del pequeño desde que se perdiera su rastro cuando caminaba desde la casa de su abuela materna hasta la casa de sus primos, separadas éstas por escasos cien metros de distancia.

Son cientos de personas, entre efectivos de la Guardia Civil, servicios de emergencias, vecinos y voluntarios desplazados desde otros pueblos y ciudades, los que están realizando batidas desde que amanece hasta que se pone el sol, prestando especial atención a cortijos, casas abandonadas, pozos, pequeñas balsas, simas y recodos. Un gran despliegue de medios que actualmente se está centrando en una búsqueda selectiva en un radio de 12 kilómetros alrededor de la zona donde desapareció Gabriel.

Los usuarios de las redes sociales también están prestando toda su ayuda para localizar al pequeño, y con sus tweets y retweets difunden el cartel con su fotografía desde el martes 27 de febrero y los números de teléfono a los que hay que llamar para comunicar cualquier novedad. En este tipo de casos, toda colaboración es bienvenida.

Uno de los sucesos más extraños de las últimas hora de investigación es que, según Telecinco, la actual pareja de Ángel Cruz, el padre de Gabriel, fue la que encontró la camiseta con restos de ADN del desaparecido. La camiseta se encontraba cerca de la depuradora del Barranco Las Águilas, en la barriada de Las Negras. La zona era de difícil acceso, lo que provocó que Ana, pareja del padre de Gabriel, se hiriera al intentar acceder hasta ella. No ha trascendido el alcance dichas heridas.