Web
Analytics

La peor cita de ‘First Dates’: la pretendienta más arrogante…se llevó el mayor ZASCA!

En First Dates últimamente no dejan de superarse: en las últimas semanas hemos conocido a un padre que ha roto todos los esquemas del programa —y que ha sido aplaudido en las redes sociales—… o un pretendiente que fue al programa porque quería salir de la friendzone… y acabó haciéndole ESTO a su pretendienta.

Pero el programa sigue sorprendiéndonos semana a semana y ha tenido un episodio que ha dejado a sus seguidores con la boca abierta: se trata quizás de la peor cita de la historia del programa, con una pretendienta que puso a prueba la paciencia de su cita hasta que, claro, él acabó saltando.

Armando, pinche de cocina valenciano, acudía al programa harto de que pensaran que era demasiado buenazo. “Malo también puedo ser“, decía Armando, y antes de que acabara la noche íbamos a conocer esa faceta. Y es que poco imaginaba que le iban a emparejar con Judit, que aunque físicamente cumplía con los “requisitos” de su pretendiente, no tardaría en demostrar que de química más bien poquito.

Y es que la primera impresión era muy importante para ella, como para todo el mundo, pero lo que nadie esperaba es que ella fuera a ser tan expresiva al respecto. “Estás muy flaquito” o “no me ha entrado por ningún sitio” han sido algunas de las primeras cosas que ha dicho sobre Armando, ante la mirada atónita de Sobera que intentaba ayudar a encarrilar la cita… pero la cosa ha ido a más.

Cuando se han sentado en la mesa ella sido bastante clara: “Me gusta más el chico de la otra mesa“, algo que a Armando no le ha sentado muy bien, aunque ha tratado de disimular con una media sonrisa. “Simpática, sí“, dijo él.

Y es que si Armando avisaba que estaba “cansado de que me tomen por tonto“, se encontró con la horma de su zapato. Las salidas de tono de Judit no le han gustado nada y pronto ha llegado la tensión a la comida. “Me tenía que haber levantado. No lo he hecho por educación“, ha confesado él.

Más momentazos: ella, que en otro momento se ha definido como “sincericida“, le ha acusado de tener pinta de vivir con su madre… a lo que él ha tenido que contestar que su madre “murió hace 20 años. Gran material para una primera cita.

Tan incómodo se ha sentido muy incómodo durante su cita con Judit que durante la decisión final ha saltado y, al fin, le ha dicho todo lo que piensa sobre ella. La tensión era muy evidente, sobre todo cuando le ha dicho “¿te mola vacilar? Ahora entiendo que estés sola?” “No eres absolutamente nada lo que yo busco“, le dijo Armando. Cuando ella le reconoció —por si no le había quedado claro— que no le había entrado “por el ojo“, él contestó “tú tampoco eres ninguna belleza. Y se quedó tan ancho.

Por supuesto, en las redes sociales se lo pasaron pipa:

 

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por cierto, que hay citas desastrosas en las que aguantan menos que Armando: os recordamos cuando el pretendiente más cruel consiguió que su cita se marchara corriendo… al decirle ESTO.

Vía Elegí mal día.