Web
Analytics

La valiente confesión de Bibiana Fernández en ‘El Hormiguero’ sobre el duro momento que está atravesando

Alaska, Mario Vaquerizo y Bibiana Fernández fueron los invitados de El Hormiguero el pasado lunes 29 de enero, para hablar de las anécdotas que han vivido juntos fuera y dentro de los escenarios de la obra “El amor sigue en el aire”, que actualmente se encuentra de gira.

Pablo Motos recibió a la pareja, que recibió su tarjeta del recién estrenado “Club platino” tras más de diez visitas al programa. Alaska y Vaquerizo se suman así a la lista de privilegiados que contarán con “condiciones especiales” en sus visitas al programa.

Por su parte, la actriz malagueña acudía por primera vez al programa de Antena 3, pero se encargó de dejar huella: durante la entrevista, Fernández quiso hablar del bache que atraviesa, del que está saliendo con ayuda de sus amigos y de su trabajo.

Y es que la ex concursante de MasterChef Celebrity no dudó en abrir un paréntesis en El Hormiguero para hablar de los problemas económicos que está atravesando en la actualidad. Una complicada situación de la que, le contó a Pablo Motos, está saliendo gracias a la ayuda de sus amigos y su trabajo.

Fernández relató que Hacienda se lo ha quitado “todo, todo, todo. Ahora otra vez a empezar”. Una situación de quiebra económica que le ha obligado a vender su casa… a los propios Alaska y Vaquerizo, quienes le están ayudando en esta durísima situación.

“Se vendió la casa y la compraron estos señores, pero mi problema no era cambiarme de casa porque mi casa está donde estoy yo, donde están mis perros y donde están mis amigos.”

La Agencia Tributaria le reclamó una suma de dinero en concepto de impuestos impagados que ella no logró satisfacer solamente con la venta de la casa, por la que ingresó más de 500.000 euros según publicó El Mundo.

A pesar de todo, Bibiana Fernández no ha perdido las ganas de vivir:

“Tengo ganas y las ganas son la base de la vida. Tengo curiosidad, deseo, esperanzas y ganas de sorpresas. Esas cosas me dan energía y me dan subidón. Si no, estaría llorando por los rincones.”

¡Bien por ella!

“Este año he perdido una cosa que me importaba y esa era David Delfín. Punto pelota. La casa la he vendido porque no me quedaba más cojones que venderla”, llegó a decir la actriz en verano de 2017.

En las redes se pudieron leer opiniones como estas:

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Fuente: elegímaldía