Web
Analytics

Soy solo un chico heterosexual, casado, al que le gusta usar tacones altos y faldas como mi vestuario diario

Los tacones altos se hicieron para hombres en el siglo X, según los historiadores. Hoy en día, hay hombres que los han vuelto a usar y abrir camino a la cultura pop. Hace poco hemos descubierto a un ingeniero alemán de  61 años, Mark Bryan, que empezó a usar tacones y faldas para ir a la oficina. A día de hoy lo sigue haciendo y ha ayudado a romper muchos estereotipos y clichés sobre la apariencia de las personas y su forma de vestir

Somos muy fans de Mark, y por eso queremos compartir sus mejores estilismos

Los tacones y las faldas forman parte del día a día de Mark

Mark Bryan, ingeniero en robótica y padre de tres hijos. Normalmente está ocupado con su trabajo y familia, pero recientemente se viralizó por sus atuendos poco comunes y consiguió  200.000 seguidores en Instagram en muy poco tiempo.

Comenzó a cambiar radicalmente sus hábitos de vestuario hace 4 años. Actualmente su atuendo más habitual es de zapatos de tacón rojos, minifaldas de cuadros y botas, que Bryan combina con faldas midi y mini lápiz. En sus fotos habla de que su forma de vestir es tan natural como cualquier otra cosa que haga cada día, no al fuerza, sale sola.

Prefiere las faldas a los vestidos porque, como él dice, las faldas le permiten combinar looks y hacerlos masculinos por encima de la cintura. Para él, la ropa no tiene género. Para él, los pantalones son muy aburridos y a penas tiene opciones para combinar, mientras que con las faldas sí.

Su mujer y sus hijos comparten su afición y lo apoyan totalmente

Cuando habló por primera vez con sus hijos sobre su atuendo, trató de explicarles que no hay nada sexual en su forma de vestir, simplemente le gusta y le hace feliz vestir así. Su hija es ahora una de sus fans más devotas y sueña con poder tomar prestados algunos pares de zapatos de su padre.

Ha recibido muchos comentarios xenófobos sobre su forma de vestir. Pero esto le está haciendo más fuerte y ayuda a que otras personas sigan sus pasos si eso les va a hacer más felices. Por suerte, en su trabajo apoyan lo que hace y le tratan como a uno más. . Si la gente comienza a preguntarle sobre su sexualidad, él siempre les pregunta si les interesaría tanto si usara pantalones. hay preguntas que le podrían molestar por la insistencia, siempre lo mismo, pero él se lo toma con sentido del humor e intenta ser amable y hacer entender a la gente que es su decisión y que hay que respetarla…

¿Y tú? ¿Te pondrías ropa de tu madre o tus hermanas o no lo harías por el miedo al qué dirán?